domingo, octubre 29, 2006

Verosimilitud

Empiezo a tener comentarios en mi blog. Algunos se identifican, otros pasan a tientas, sin dejar su comentario, y otros escriben algo desde el anonimato. No tengo nada en contra de eso, yo también escribo desde el más estricto anonimato. Uno de los primeros comentarios que recibo, en respuesta a mi segundo post ("De cómo mi hice puta"), me acusa de estar mintiendo y de ser un hombre. Lo reproduzco aquí:

Qué mentiras!!! Estoy seguro que eres un tio.
Lo de tu primera vez parece sacado de una peli de Holywood.
Azafata muy guapa que va a recoger un famoso borracho o drogado y que cuando ve los billetes se deja follar.
Qué imaginación tio!!! Envia algun guion a Spielberg

Me he puesto a releer el blog hoy, después de la siesta dominical, y me de doy cuenta de que efectivamente, suena a que todo es mentira. Tanto el tono de mi escritura, como la narración de algunos sucesos, tienen ese punto excesivamente literario, que sin duda guardan más relación con el mundo de la ficción que con lo que podríamos esperar del blog de una puta. En fin, qué se le va a hacer. Entiendo que en el mundo de los blogs es muy difícil verificar lo que en ellos se cuenta, y más aún cuando los autores se ocultan tras pseudónimos y escriben escondidos en sus madrigueras. Internet es la mayor fábrica de mentiras del mundo, la más prolífica y la menos rigurosa. Cualquier persona se convierte en editor de sus propios desvaríos. Es estéril intentar convencer a ningún lector de nada, por lo que a vosotros respecta, podría ser un taxista nocturno de Zaragoza, que se dedica a escribir la vida de una puta que él mismo se imagina, o incluso podría ser un cura desengañado, un ama de casa que se aburre, un banquero a punto de jubilarse... Podría falsificar mi historia para que las verdades que parecen mentiras, fuesen sustituidas por mentiras que parecen verdades, pero ni quiero convenceros de nada, ni me importa que me crean o no me crean, y lo que es peor aún, no tengo talento ni imaginación para la ficción. Tengo que conformarme con describir mi vida , narrar mi propia experiencia y hacer reflexiones sobre ella: si a alguna persona le resultan útiles o amenas mis reflexiones, será una gratificación adicional al desahogo que me produce poder contarme a mí misma abiertamente, poder hablar de lo que nunca puedo hablar con nadie, que es de mi faceta de puta. Por supuesto, podría hablarlo con mis clientes, ellos lógicamente saben que soy puta , pero bastante hago vendiéndoles mi cuerpo y mi tiempo, como para encima darles un pedazo de mi alma. Prefiero, sinceramente, que piensen que soy tonta y que no tengo nada en la cabeza, más que la marca de los zapatos que me compraré con su dinero.

Me encanta escribir, me sienta bien, lo hago casi con compulsión, pero al contrario de lo que supone este anónimo que me acusa hasta de ser un hombre, no tengo una imaginación novelesca, y eso que no he hecho otra cosa desde que tengo 12 años que tragarme novelas e imaginarme dentro de ellas. Siempre he escrito diarios, y sobre todo poesía, pero eso es algo de lo que os voy a librar, porque no hay nada que más vergüenza me dé que mis propios poemas.

Noto en el usuario anónimo, y en las primeras líneas del diácono Maurice, que pensaba que yo era un "pseudopersonaje", una resistencia a creerse que haya putas que leen, escriben, manejan internet, hablan de libros y le dan a todo este tonillo algo pedante, o literario... No sé qué decir, yo tampoco conozco a muchas putas, así que no sé hasta qué punto resulto un ser inverosímil. Supongo que ésta es la consecuencia de haberme creído siempre un personaje de novela, como explicaba en mi post anterior. Al final me cuento a mí misma y narro mi vida o por lo menos, la vida de mi conciencia, desde esa deformación de quién intenta sublimar un modo de existencia radical a través de una mirada literaria. Le pasa a Herr Peter, como habréis visto (su link al final del post anterior), y en cierto modo, aunque de manera más fresca y mucho menos pedante que la mía, le pasa a otra famosa ciberputa, Miriam Blasco, coautura de yoputa, que acaba de abrir ahora una "blogonovela" sobre la vida en un club de alterne. ¿Qué sería de las putas sin la literatura? ¿Qué sería de la literatura sin las putas? Desde la Biblia hasta Truman Capote, todos necesitan meter en sus páginas a una mujer que vende su sexo para contar una buena historia.

4 Comments:

Blogger GATOCHAT said...

Hola Zingua, detras de esta prostituta creo que se esconde una linda persona que busca intensamente a Dios o Dios quisas te este buscando......Cristo vive Zingua, te ama y esta esperando por tí, si bien es cierto el Señor no aprueba la prostutición, ten por seguro que eres una persona con predilección principal de parte de EL.....el que te ubieras encontrado con mi amigo Cristian en este cibermundo ¿es casualidad?....o una señal para una conversion mas profunda en el Señor?.........."Dios nos habla" solo debemos estar atentos y escuchar....te mereces todo mi respeto....bendiciones !!!!

7:15 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Hola! me he puesto al día leyendo toooodo lo que me perdí en estos días de ausencia... ¡Uf! cuantos temas interesantes, no sé por donde empezar...
1. Tienes razón, lo medular en el mensaje de Jesús es el Amor al prójimo...
2. Yo también me sentía así, como un personaje de novela (hasta hace unos meses atrás), por culpa de los "cientos" de libros que he leído...
Sigo sintiéndome identificada contigo en ciertos aspectos, aunque eres más culta e inteligente que yo.
Con la pequeña diferencia de profesiones... je je
Desde hace algunos meses abandoné mi “tendencia literaria” y me he convertido en la protagonista de mi vida, aceptando la realidad e intentando disfrutarla. No te voy a mentir diciéndote que ha sido fácil, pero si te puedo decir que soy más libre y estoy mucho más en paz que antes... Siento, por primera vez en mi vida…me siento fiel a mi misma... ¡Ups! me alargué un poco, disculpa...
CARIÑOS
Andrea

6:09 p. m.  
Blogger carlos said...

ok a mi me parecio algo extrodinario tu historia y debo desir que me gusto aunque nose si es la forma correcta de describir mi agrado pero te dire que me pareses una percona peculiar me parese una persona que quisiera conoser aunque yo no te paresca interesante, pero ese no es el punto al que boy si no que nunca pese que alguien viviera asi.

5:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

pues la gente siempre cree que algo asi tiende a ser mentira...
la mayoria de las personas nos inventamos personajes para vivir con intensidad cosas que no podemos vivir en la realidad,por eso nos cuesta tanto trabajo entender que hay cosas que pasan de verdad porque siempre estamos tras la burbuja de la normalidad

2:36 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home